Noticias Grupo ICE

Instituto Costarricense de Electricidad - Compañía Nacional de Fuerza y Luz - Radiográfica Costarricense

Reventazón genera electricidad de acuerdo con necesidades del sistema y disponibilidad del agua

Reventazón genera electricidad de acuerdo con necesidades del sistema y disponibilidad del agua

Ante el título de portada y una nota publicada por el periódico La Nación el pasado sábado 8 de diciembre, aclaramos a la opinión pública que:

• La Planta Reventazón genera electricidad de acuerdo con las necesidades del sistema y la disponibilidad del agua en la cuenca del río.

El embalse de Reventazón, junto a los otros cuatro grandes embalses del país (Arenal, Cachí, Angostura y Pirrís) brindan los servicios de regulación y respaldo para que el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) opere con seguridad a pesar de la alta variabilidad de las demás fuentes –como el viento y la hidroelectricidad a filo de agua–, manteniendo su continuidad y su perfil renovable.

Por ejemplo, 2018 ha sido el año de mayor generación eólica en la historia del país, representando más del 15% del total de la producción nacional. Más del 80% de la capacidad eólica instalada del país está en manos privadas, y el ICE debe integrar esa energía al SEN antes que usar sus propias plantas.

Desde 2014 a la fecha, se han incorporado al sistema 334 megavatios de capacidad privada, toda de naturaleza variable (9 plantas eólicas y 3 plantas hidroeléctricas). Solo esa porción, comparativamente, supera la capacidad instalada total de Reventazón. El ICE, como lo ordena la legislación, debe garantizar el abastecimiento eléctrico, para lo que se requiere que todas esas plantas nuevas tengan un respaldo renovable, en este caso, Reventazón.

Debido a su capacidad instalada (305,5 megavatios) y al almacenamiento de su embalse –que depende de la disponibilidad de agua en la cuenca del río–, Reventazón también es esencial en la reducción sistemática de la generación térmica.

Esto quedó demostrado en 2017, cuando operó los 12 meses del año y el resultado para el país fue una generación renovable de 99,67%, las más alta en los últimos 30 años y la mayor desde que se cuenta con cinco fuentes renovables en la matriz.

Por lo anterior, es un error técnico valorar cifras aisladas de generación anuales –como lo hizo el periódico– sin tomar en cuenta los demás componentes que intervienen en la dinámica diaria del sistema.

• El costo del Proyecto Reventazón fue consecuente con el monto avalado por los entes financieros.

Es en la proyección que el ICE brindó a los entes que financiaron el Proyecto Hidroeléctrico Reventazón donde se contempla el alcance total del complejo, tal y como entró en operación en 2016.

Esta proyección formó parte del proceso de Debida Diligencia, que estableció bajo el criterio de la empresa canadiense AECOM –de amplia trayectoria en obras de ingeniería– la razonabilidad técnica y financiera de Reventazón.

El presupuesto constructivo establecido y presentado ante los bancos fue de $1.226 millones. Al final, el Proyecto registró un costo constructivo de $1.217 millones.

Otros montos referidos y asociados a etapas previas –como Prefactibilidad, Factibilidad y Estudio de Impacto Ambiental– son proyecciones que el Instituto realizó en momentos cuando la información con que contaba y el alcance estimado de la obra no eran comparables con el monto final. Adicionalmente, todos se realizaron bajo un escenario inicial de recursos propios, por lo que no consideraban los costos financieros, que fueron agregados.

La proyección establecida dentro del Estudio de Impacto Ambiental (EsIA), citada por el medio, fue efectivamente de $757 millones. Sin embargo, como se indica en el mismo documento, se tomó como base el diseño de Factibilidad según el avance a febrero de 2008. Es decir, el EsIA consideró los montos de una Factibilidad en proceso, que finalizó hasta 17 meses después, en agosto de 2009.

De igual forma, la Factibilidad también es una proyección en desarrollo. No es sino hasta el proceso de Debida Diligencia cuando los bancos solicitan requisitos habituales a su financiamiento, como una supervisión independiente, un panel de consultores y una póliza de todo riesgo de construcción con coberturas más robustas; así como estudios y acciones socioambientales adicionales para cumplir con sus salvaguardas.

Toda esta inversión se debió adicionar a la estimación de Factibilidad, por lo que es un error comparar como símiles ambos datos.

Dejar un comentario

Términos de uso y política de privacidad.