Noticias Grupo ICE

Instituto Costarricense de Electricidad - Compañía Nacional de Fuerza y Luz - Radiográfica Costarricense

Nuestra radiobase dio giro a negocios, seguridad y preservación en la Península de Osa

Nuestra radiobase dio giro a negocios, seguridad y preservación en la Península de Osa

Tras un año de funcionamiento, la radiobase que instalamos en Cerro Osa contribuyó a la calidad de vida de los habitantes de la zona: potenció la actividad comercial, mejoró la seguridad ciudadana y se convirtió en una herramienta para proteger la naturaleza.

La estructura, de 60 metros de altura, ofrece servicios móviles 3G y 4G con velocidades de hasta 50 megabits por segundo. Beneficia a los habitantes de Carate, Río Oro, Carbonera, Alto Laguna, Ojo de Agua y Sombrero, además de los 55.000 turistas que visitan el Parque Nacional Corcovado cada año.

Keyler López, gerente operativo del Hotel Luna Lodge, ubicado entre Cerro Osa y el Parque Nacional Corcovado, detalló que las reservaciones aumentaron 60% respecto a 2016.

“Muchos clientes nos dicen que el hotel está pasando su mejor momento y esto es gracias a los servicios de telecomunicaciones del ICE”, indicó.

El Ministerio de Seguridad Pública también optimizó sus labores tras la instalación de la torre. Fortaleció sus sistemas de comunicación interna y ahora brinda un resguardo más oportuno al área.

Esta es la radiobase del ICE ubicada en Cerro OSA. Brinda servicios de telecomunicaciones a seis localidades y a los visitantes del Parque Nacional Corcovado.
Esta es la radiobase del ICE ubicada en Cerro Osa. Brinda servicios de telecomunicaciones a seis localidades y a los visitantes del Parque Nacional Corcovado.

En cuanto a la conservación ambiental, Max Villalobos, de la Fundación Amigos de Osa, sostuvo que la radiobase ha impulsado la protección de las especies de flora y fauna locales.

“Teníamos deficiencias en seguridad y comunicación, pero la infraestructura del ICE solventó por completo cualquier carencia”, resaltó.

Uno de los ejemplos, según Villalobos, es como

“este año estamos poniendo en marcha un proyecto de monitoreo acústico del bosque, que emplea dispositivos que funcionan con internet celular. Es un oído electrónico que escucha todo lo que sucede en un radio de tres millas”.

Amigos de Osa ya piensa adquirir una nueva generación de cámaras trampa. Con estas, se podrá colocar un chip kölbi en los dispositivos para que cada vez que se tome una fotografía, se envíe de inmediato a un celular o a un correo electrónico para monitorear lo que sucede en tiempo real.

Por su parte, Gerardo Chaves, del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), manifestó que se cuenta con una comunicación directa con los funcionarios que se internan en las zonas boscosas.

“Nuestros guardaparques se aislaban 20 días en la montaña y perdían completa comunicación con sus familias. Ahora pueden estar en contacto en todo momento mientras realizan sus trabajos”, externó.

Además de los beneficios comerciales, de seguridad y conservación, la radiobase dinamizó la venta de servicios móviles en la Península.

“Las llamadas y el servicio de internet eran nulos en la zona. Ahora incluso colocamos servicios de internet simétrico bajo la modalidad punto a punto en algunos hoteles”, comentó Luis Vásquez, coordinador de la agencia del ICE en Puerto Jiménez.

Funciona con paneles solares

• Por el acceso al punto en que se ubicó la torre, esta debe alimentarse con la electricidad generada por un sistema fotovoltaico que emplea tres paneles solares y un banco de baterías.

• El sistema garantiza cerca de cuatro días de energía. La recarga –que en promedio requiere de 5 a 6 horas– inicia cuando las baterías alcanzan 50% de uso.

• Los paneles solares empiezan a trabajar a las 9 de la mañana y dejan de funcionar aproximadamente a las 4 de la tarde.

Dejar un comentario

Términos de uso y política de privacidad.